miércoles, 31 de diciembre de 2014

Feliz año 2015

Publicado por El mundo de Constanza en 17:11 0 comentarios



miércoles, 24 de diciembre de 2014

felices fiestas les deseamos de corazón

Publicado por El mundo de Constanza en 18:46 0 comentarios

martes, 16 de diciembre de 2014

Libros para esta temporada

Publicado por El mundo de Constanza en 16:43 0 comentarios
Cada año, en esta época decembrina, no me pierdo la oportunidad de regalarle a mi hija un libro, y si no se lo hago llegar de mis manos, Santa o los Reyes se encargan de dejarle alguno.


Pero para estas fechas tengo algunos favoritos...

El primero se titula:"Disney Cuentos de navidad"
Editorial: Silver Dolphin en español
Edición Especial 2004 para Sanborn Hermanos S.A.

Dieciocho historias navideñas con nuestros personajes favoritos de Diney como Ariel, Pinocho, Dumbo, Bella o Bambi entre muchos otros. Leerlos cada noche junto a nuestros hijos y recordar el significado de la navidad es algo maravilloso.


El siguiente libro me gusta mucho ya que es una recopilación grandiosa de los cuentos navideños más significativos de todos los tiempos, con autores como Charles Dickens, H. Chritian Andersen, E.T.A. Hoffman o Antón Chéjov entro otros. Nunca olvidaré como lloró Constanza cuando le leí la historia de "La pequeña vendedora de fósforos".

Las ilustraciones son hermosas. Sin  duda el libro es un gran regalo para niños y grandes.

Título: "El gran libro de los Cuentos de Navidad"
Editorial: Parramón
Año: 2010

jueves, 16 de octubre de 2014

Vídeo conmovedor

Publicado por El mundo de Constanza en 7:47 0 comentarios

Hola, hola! El día de hoy quería compartirles un vídeo que me conmovió mucho. No pretendo que todos nos volvamos veganos, sólo que reflexionemos un poco. Y cómo siempre, el gran  maestro de este vídeo es un niño, de ellos tenemos tanto que aprender.


martes, 8 de abril de 2014

La llegada de un nuevo bebé

Publicado por El mundo de Constanza en 20:24 3 comentarios

Sin duda, este tema puede ser uno de lo más complicados para algunas familias, sobre todo cuando se tiene un hijo único pues es probable que al pequeño no le agrade la idea de compartir el cariño de sus padres con nadie más.

Lo primero que debemos entender es que, como siempre, hay que dotarnos de paciencia, y que necesitamos tener mucha comunicación con nuestro hijo para que podamos incluirlo a lo largo del proceso que se acerca.

La llegada de un nuevo bebé representa una gran serie de cambios, los cuales pueden parecer abrumadores para el futuro hermano mayor. De pronto sentirá que ya no es el centro de atención porque esa atención e la roba alguien más. Contrario a lo que solemos pensar, quien necesitará más atención, con la llegada de un bebé, es el hermano mayor, pues el recién nacido no estará consciente de lo que pasa en su entorno.

Incluir a nuestros hijos en el nuevo proceso que viene, ayudará a que no se sienta desplazado.

Conejos en la red, existen muchos, para afrontar esta situación, pero yo he seleccionado los que creo más importantes y útiles:

1. Escoge el momento adecuado para comunicarles sobre tu embarazo.

En realidad, será el momento que creas adecuado, sin embargo entre más tiempo haya para que el niño asimile la noticia,será mejor.

2. Visita a otros bebés.

Si alguna amistad o familiar ha tenido un bebé recientemente, puedes llevar a tu hijo a conocerlo.

3. Enséñale fotos de cuando era bebé.

Comprender que ellos también fueron bebés les facilita a los niños comprender el proceso. También se entusiasman porque saben que el bebé crecerá, y entonces tendrán una amigo más con quien jugar.

4. Particípalo de tu embarazo.

A nadie le gusta sentirse excluido, y mucho menos a un niño. De acuerdo a su edad y nivel de comprensión, participa a tus hijos mayores de tu embarazo y proceso de bienvenida al nuevo miembro de la familia.
Cuéntale a tu hijo lo que está sucediendo durante el embarazo. Llévalo a las citas donde el médico, déjalo que escuche los latidos del corazón y vea las imágenes del ultrasonido. Coméntale que él también estuvo en tu pancita y tuviste un embarazo igual de emocionante con él.

5. Comprende sus sentimientos.

Tener un nuevo hermanito no es nada fácil: de repente debes compartir el amor y atención de tus padres, y hasta sacrificar gustos, tiempo y espacio.

6. Prepáralo desde antes de la llegada.

Para familiarizar a los niños con la idea de un nuevo hermanito y qué esperar, puedes utilizar libros sobre la llegada del bebé. También puedes organizar reuniones de juego con otras familias que tengan bebés, para que tus hijos concreten un concepto hasta ahora abstracto: el hermanito en tu pancita.

7. Resalta los aspectos positivos de ser hermano mayor.

Coméntale todas las actividades que él puede realizar y que su hermanito no. Por ejemplo, háblale del helado o las comidas deliciosas que el bebé no puede probar, o los juegos que todavía no puede hacer. De esta forma tu hijo mayor siente que, aunque el bebé tenga mucha atención, es más divertido ser un niño grande.

8. Atención, atención, atención.

Luego de la llegada del bebé, el interés que demuestres a tus hijos es la clave para lidiar con sus inseguridades. Recuerda que en su búsqueda de atención, los niños utilizan los recursos más efectivos para obtenerla, y esto muchas veces significa llanto, mal comportamiento, desobediencia y rechazo hacia el nuevo miembro de la familia. Adelántate a tus hijos brindándoles toda la atención que tu nuevo rol te permita.

fuentes: http://kidshealth.org/parent/en_espanol/padres/sibling_prep_esp.html
http://embarazoyparto.about.com/od/PreparateParaLaLlegadaDelBebe/tp/12-Tips-Para-Preparar-A-Los-Hermanos-Para-La-Llegada-Del-Beb-E.htm
http://espanol.babycenter.com/a5100043/ayuda-a-tu-ni%C3%B1o-a-adaptarse-a-su-nuevo-hermanito
http://www.atcenit.com/llegadaNuevoHermano.html

Querido papá

Publicado por El mundo de Constanza en 19:37 0 comentarios
Padre, amigo, héroe

Título: "Querida papá. Padre, amigo, héroe"
Autor: Bradley Trevor Greive
Editorial: VYR

Con justa razón, mi profesor Marquito reclamaba la recomendación de un libro que mencionará a papá. Y por supuesto que la autora del libro "Querida mamá" tampoco se olvido de papá; porque sabemos que son pilar de la casa, que sin ustedes nuestra vida no sería igual, que son fortaleza y también diversión.

Por eso este libro es la recomendación de la semana, un libro para agradecerle a papá todo lo que hace por su familia, con mensajes enternecedores acompañados de bellas imágenes.



cuento

"GRACIAS POR SER EL AMIGO AL QUE SIEMPRE PODÍA RECURRIR.
GRACIAS POR SER EL HÉROE CON EL QUE SIEMPRE PODÍA CONTAR.
GRACIAS POR SER MI PADRE".

nota: imagenes tomadas de la red

martes, 1 de abril de 2014

Conducta negativa: 7 tips para mejorar la situación

Publicado por El mundo de Constanza en 19:56 0 comentarios
Un hijo puede presentar una actividad negativa por diversas razones; educarlo implica dotarlo de responsabilidad y compromiso, lo cuál representa un esfuerzo para el niño, y de pronto es normal que sienta que tiene demasiadas responsabilidades y que no podrá cumplir con ellas. Los padres debemos recordar que siempre debe persistir la paciencia y la tolerancia para poder tratar de averiguar la posible causa del comportamiento del pequeño.

He tomado de la red 7 conejos que me parecen muy funcionales y útiles cuando se nos presenta esta situación:

1- No te dejes ofender por el NO de tu hijo. No confundas el NO con la falta de respeto. Tu hijo solo te está "preguntando" si realmente tendrá que hacerlo. Usa tu sentido de humor para voltear el tema.

2- No castigues a tu hijo por decir NO. No lo castigues por lo que dice y sí por lo que haga. 

3- Ofrece otras opciones a tu hijo. Que él elija entre ir al cine o al circo, qué jugar, qué fruta comer, o qué ropa poner... Eso le dará más libertad y control de decisión.

4- Demuestra a tu hijo que hay cosas que él puede protestar y cosas que no. No le permitas hacer preguntas cuando sólo hay una sola respuesta aceptable. Es mejor decirle "lo siento, pero tienes que hacer los deberes", que "Cómo no hagas los deberes, ya verás".

5- No exijas cambios drásticos de actividad. Antes de pedir a tu hijo que está jugando en el patio con sus amigos, a que suba a casa, dile que todavía le queda cinco minutos para jugar.

6- No seas muy exigente con tu hijo. No le cargues de demasiadas exigencias. Evita la discusión excesiva. Motívale positivamente.

7- No tengas una postura negativa con tu hijo. Recuerda que muchas de las actitudes o posturas que tienen los hijos, buenas o malas, provienen de sus padres, de cómo se portan delante de las tareas que afrontan en su día a día. Los niños ven, imitan, y muchas veces de una forma involuntaria. Antes de etiquetarnos a nuestros hijos de mal educados, perezosos, indecisos, negativos, impulsivos o rebeldes, sería conveniente que mirásemos antes a nosotros mismos y reflexionáramos sobre nuestras actitudes.

fuente: http://www.guiainfantil.com/blog/429/mi-hijo-es-negativo-que-hago.html

lunes, 31 de marzo de 2014

Cambiemos el rol

Publicado por El mundo de Constanza en 18:09 0 comentarios
Con frecuencia ocurre que los hijos se sienten incomprendidos por sus padres, no aprueban sus acciones y creen que si ellos estuvieran en nuestro lugar, desempeñarían el papel de distinta manera. Es por eso que se dice que hasta el día en que nos convertimos en padres, comprendemos a los nuestros. Sólo hasta entonces tienen sentido muchas reglas, situaciones y hasta los sacrificios que alguna vez los padres hicieron por nosotros. 

Apenas ayer mi pequeña me expresaba "lo duro que era ser hija", porque mamá no le compra todos los juguetes que ella desea,  para ella los hijos sólo cumplen con reglas y los padres nunca hacemos lo que ellos nos ordenan. El tono dramático con el que lo dijo me causo algo de gracia, comprendí que algún día pensé igual que ella.

 Entonces mi pareja y yo decidimos que a través de una pequeña actividad quizá cambiaría de parecer. Se nos ocurrió cambiar los roles con ella sólo por una tarde. La idea además nos resulto muy divertida pues de pronto nos dejamos llevar, comenzamos haciendo berrinches sin alguna razón, después nos acostamos a ver televisión y empezamos a quejarnos porque teníamos mucha sed, Constanza (mi hija) fue por un vaso de agua y cuando regreso con el, le dijimos que ya no teníamos sed. Le pedimos juguetes y después le dijimos que no teníamos ganas de ordenarlos, ella por ser ahora la mamá debía hacerlo por nosotros. También  le pedimos que nos leyera un cuento para dormir. La idea era comportarnos como dos pequeños demandantes y algo malcriados para que ella comprendiera lo que muchas veces los papás tienen que soportar. Me pareció una experiencia enriquecedora, además de divertida y lo más importante, es que se logro el objetivo; al final del  día, nos dijo con voz baja: "Me rindo, no es fácil ser papás" y cayó profundamente dormida.

Yo invitaría a todos los padres que alguna vez han escuchado a sus hijos sentirse incomprendidos, a que hagan este tipo de actividad. Cambien roles con sus hijos aunque sea por una hora, en ese lapso déjense llevar, actúen como niños. Habrás logrado que tu hijo comprenda un poco lo que conlleva ser padre y habrás compartido un buen rato de juego con él o con ellos.

martes, 25 de marzo de 2014

No basta

Publicado por El mundo de Constanza en 19:58 1 comentarios

Hoy quiero compartir en este rincón, la canción "No basta" escrita por Franco De Vita. Es probable que ya la mayoría la haya escuchado.Sin duda, la letra te hace reflexionar acerca de la paternidad, algo que debería tener para todos un sentido profundo, pero no siempre es así.

Cumplir con nuestro rol de padres es una tarea difícil, se requieren cubrir muchos aspectos, pero el más importante es el afectivo y es fácil olvidarse de ello. Por eso esta canción es un recordatorio acerca de que nuestros hijos requieren de nosotros y de nuestro cariño. También nos hace caer en la cuenta de que el tiempo pasa muy rápido, necesitamos estar presentes hoy, escucharles hoy, atenderlos, jugar con ellos, darles un buen abrazo hoy y no mañana pues para ese entonces puede que sea tarde. 


Letra

"No basta traerlos al mundo
porque es obligatorio
porque son la base del matrimonio
o porque te equivocaste en la cuenta.
No basta con llevarlos
a la escuela a que aprendan
porque la vida cada vez es más dura
ser lo que tu padre no pudo ser.
No basta que de afecto
tú le has dado bien poco
todo por culpa del maldito trabajo
y del tiempo.
No basta porque cuando quiso
hablar de un problema
tú le dijiste niño: "será mañana
es muy tarde, estoy cansado".
No basta comprarle todo
lo que quiso comprarse
el auto nuevo antes de graduarse
que viviera lo que tú no has vivido.
No basta con creerse
un padre excelente
porque eso te dice la gente
a tus hijos nunca les falta nada.
No basta porque cuando quiso
hablarte de sexo
se te subieron los colores al rostro
y te fuiste.
No basta porque de haber
tenido un problema
lo había resuelto comprando en la esquina
lo que había, lo que había.
No basta con comprarle curiosos objetos
no basta cuando lo que necesita es afecto
aprender a dar valor a las cosas
por que tú no le serás eterno.
No basta castigarlo por haber llegado tarde
si no has caído ya tu chico es un hombre
ahora más alto y más fuerte que tú
que tú"...

Cuando los papás no son lo que deberían

Publicado por El mundo de Constanza en 19:35 1 comentarios

"Tener hijos no lo convierte a uno en padre, del mismo modo en que tener un piano no lo vuelve pianista." Michael Levine


Es común que a los padres se les tenga en un altar, que creamos son lo más sagrado, valioso e intocable que tenemos y que jamás se les debe de juzgar ni hablar negativamente de ellos. Incluso es difícil que muchas personas reconozcan o acepten los defectos o errores de los padres, simplemente porque a ellos "les debemos la vida" y juzgarles significa todo un sacrilegio.  Pero nos guste o no, algunos padres van errando toda su vida, y por errar no me refiero al día en que se te olvidó poner el lunch en la mochila de tu hijo, o la mañana que no alcanzaste a llegar al festival escolar, ni a ese grito desesperado que un día te salió desde lo más profundo de tu alma, es más, ni siquiera a esa nalgada que aun en contra de tu voluntad se te escapo, ni a la casa que perdió su impecabilidad, ni a la vez que dejaste el suéter, la mamila, o el pañal olvidados, ni a los días que el bebé se te rozó o se te cayó, esos son errores no intencionales, de los cuales, como humanos propensos a equivocarnos, nos es difícil  escapar. Lamentablemente hay padres que rompen con todo protocolo, a los cuales simplemente parece que eso de la paternidad no se les da y  que  no traen impreso el instinto materno/paterno. Padres que no sólo golpean, maltratan o insultan, también abandonan, padres controladores que asfixian, sobreprotegen, cuartan la libertad e incapacitan a los hijos para vivir su propia vida y padres abusivos que ven el hecho de procrear como una cuestión de inversión a largo plazo y terminan convirtiéndose en un lastre que opaca la felicidad de los hijos.

¿Cuántos casos cercanos no han presenciado? Y que trabajo nos da a los hijos aceptar que algo no anda bien, peor aún, que trabajo nos cuesta decirlo. Pero el precio de callarlo y soportar a los padres, aún cuando nos hemos dado cuenta de lo que son, podría salir muy caro.

Walter Riso, en su libro llamado "Sabiduría emocional", hace una breve referencia al caso de una de sus pacientes, quien por años sufrió el constante rechazo de su madre, que siempre la desaprobaba y menospreciaba. Para la mujer la situación era causa de angustia y depresiones, pero era incapaz de expresarle  a su madre el daño que le ocasionaba, pues sentía que eso representaba ponerse en su contra y desafiarla. Sin embargo, no había más solución, tenía que decirlo, ponerle un alto a su mamá o alejarse de ella. Cuando al fin se atrevió a hablar, sintió un gran alivio y se quito un gran peso de encima.1

Alice Miller en su libro "El cuerpo nunca miente"  asegura que el callar y reprimir los maltratos de los padres puede causar daños en la salud  del hombre. Ella expone cómo el famoso cuarto mandamiento "honrarás a tu padre y a tu madre" puede convertirse en un arma letal para quien ha tenido el infortunio de no tener unos buenos padres. Y además, con tantos sentimientos reprimidos e historias de maltrato es probable que creemos una cadena, la cual no se romperá hasta que seamos capaces de reconocer lo que nos afecta y hablar sobre  ello, liberando nuestras emociones.

...Una madre que admita -que debido a las carencias sufridas en su infancia- es incapaz, por mucho que se esfuerce, de amar a su hijo, se le tachará de inmoral cuando trate de articular su verdad. Pero yo creo que es precisamente el reconocimiento de sus sentimientos reales, lo que le permitirá ayudarse de verdad a sí misma y a su hijo, y así romper el circulo del autoengaño.2

Para concluir, es necesario ser conscientes y muy honestos cuando miramos en retrospectiva. Saber reconocer lo que han sido o lo que no han sido nuestros padres, no es un pecado, y  si  encontramos que nuestra infancia no ha sido la más dulce y color de rosa, debemos hablarlo, limpiar nuestro pasado y  si es necesario, buscar ayuda, para no crear un circulo vicioso que afectará a futuras generaciones.


1.RISO, Walter. Sabiduría emocional: Un reencuentro con las fuentes naturales de bienestar y la salud  emocional. Océano; 2012.

2. Miller, Alice. El cuerpo nunca miente. España: Ensayo Tus Quets; 2004.


martes, 18 de marzo de 2014

Querida mamá

Publicado por El mundo de Constanza en 21:04 1 comentarios
Gracias por todo

Título: "Querida mamá, gracias por todo"
Autor: Bradley Trevor Greive
Editorial: VYR

Ésta es la recomendación del libro de hoy. Un libro que le podemos regalar a nuestros niños, con bellos mensajes para fortalecer el  vínculo mamá e hijo. El libro no sólo sirve para transmitir valores, podrán deleitarse con las bellas fotografía que contiene.

Violencia

Publicado por El mundo de Constanza en 18:06 1 comentarios
La creemos tan lejos, la tenemos tan cerca.

Cuando hablamos de violencia nuestra mente nos remite de inmediato a golpes, maltrato físico o groserías, y creemos que somos ajenos a ella, que en nuestra casa no sucede, que nuestros niños no la sufren... ¿Será?

En realidad la violencia se da de maneras muy simples y de formas sutiles, no necesitamos golpear para ejercer violencia, bien es cierto que una palabra puede lastimar más.

Primero debemos recordar que existen distintos tipos de violencia, por mencionar algunos tenemos:

*Violencia física
*Violencia económica
*Violencia laboral
*Violencia patrimonial
*Violencia sexual
*Violencia psico-emocional

Entre todos los mencionados, la que a mi más me interesa es la violencia psico-emocional, por considerarla la más frecuente en las familias, tan frecuente que la vemos normal y creemos que es parte de la vida.

Violencia psico-emocional: Consiste en actos u omisiones que se expresan a través de prohibiciones, coacciones, condicionamientos, intimidaciones, amenazas, actitudes devaluatorias y de abandono, insultos, burlas, silencio y gestos agresivos. Las agresiones de este tipo tienden a humillar, ofender, asustar y tienen graves repercusiones en la autoestima, seguridad y estabilidad emocional. 1

Te invito a que un día por la mañana, al salir de casa, seas muy observador, que vayas viendo con detenimiento a las personas que tienes cerca, aquellas que tengan hijos especialmente: nunca faltará la madre que a prisa va regañando al niño porque ya es tarde para llegar al colegio, la que le jale el cabello, la que le de una  nalgada, la que va gritando como loca. La violencia esta ahí, y es parte nuestros días. Pero en realidad con gritos, regaños y golpes, no solucionamos nada, por el contrario dañamos la autoestima y el estado emocional de nuestros hijos, les creamos rencores y resentimientos en lugar de corregir una conducta.

 Recuerda que las palabras pueden dejar grandes heridas, usa las palabras inteligentemente.



Imagenes tomodas de la red 
páginas de referencia:
1. http://www2.esmas.com/salud/668747/tipos-violencia-no-te-quedes-callado/
http://www.lasnoticiasya.com/2014/03/13/la-violencia-infantil-y-sus-multiples-rostros-un-flagelo-social/

martes, 11 de marzo de 2014

Expectativas

Publicado por El mundo de Constanza en 21:21 0 comentarios

Todos los padres nos hacemos expectativas de nuestros hijos, es algo normal. Nos imaginamos su futuro con la firme esperanza de que ese porvenir será prometedor y muy exitoso. Queremos que nuestro hijo sea el mejor, que sea un gran deportista, tenga talento musical, y que tenga un excelente desempeño académico.

Pero ¿qué pasa cuándo nuestras expectativas son muy altas y superan a nuestros hijos? Es probable que eso pase, ningún niño es perfecto y no podemos esperar la excelencia en un ser humano. Debemos aprender a reconocer sus talentos, sus debilidades y fortalezas, y aceptar las capacidades de los hijos. Un ejemplo perfecto sobre  estas altas expectativas, lo podremos encontrar en la película "La extraña vida de Timothy Green", niño que llegará a demostrarle a sus padres que los hijos no siempre pueden cumplir con las expectativas que ponemos en ellos.

La psicóloga infanto-juvenil Pía Sius, explica en un artículo de internet, que las expectativas pueden ser positivas pues funcionan como un motor de desarrollo y son un aliciente, pero estas expectativas deben ajustarse al desempeño real de nuestro niño, de lo contrario, si van más allá de sus capacidades, pueden generar angustia, frustración y una sensación de no ser lo que los padres esperaban lo cual puede desencadenar en depresiones y otros problemas psicológicos.

Finalizo el post del día de hoy con el consejo de la Psicóloga:

"Aconsejo a los padres que se centren en sus deseos a más largo plazo, que cuiden los vínculos emocionales, mantengan momentos de distensión y manifiesten sus expectativas como una expresión de confianza más que una exigencia. "Creo que te va a ir bien en la vida" es distinto a "tienes que lograr éxito y dinero". Un problema que puede presentarse en cualquier etapa, es que el progenitor(a) quiera que su hijo sea de una determinada forma, sin reparar en que el niño es distinto.


Un poco ligado con el post anterior, el tema nos invita a comprender que el niño es un ser individual, auto suficiente, con personalidad propia y que no ha venido a cumplir nuestros caprichos.


Referencia: http://www.educarchile.cl/ech/pro/app/detalle?id=76977

Su propio camino

Publicado por El mundo de Constanza en 20:30 0 comentarios

-"Mami cuando sea grande quiero estudiar lo mismo que tú y trabajar en lo mismo que tú"-, no hay frase que pueda llenar más de orgullo que ésta cuando la escuchamos de la suave y dulce voz de nuestros hijos. Sin embargo soy realista y no pretendo que Constanza (mi hija) sea una auténtica y fiel copia de mi persona.

Con el paso de los años aprendí que los hijos tienen su propio camino, el cual no podemos trazar y manipular a su antojo; los podemos guiar y los podemos aconsejar, pero llegará el momento en que ellos sean quienes tomen sus decisiones y nuestros caminos tengan que ser divergentes.

Cuando asistía con mi hija a clases de ballet, un día pude notar a una pequeña  niña, la cual se distraía con facilidad y de pronto no quería seguir bailando. A regañadientes, se esforzaba por seguir la clase, pero no lograba hacerlo por mucho tiempo. Sentí pena al ver a la pobre niña, regañada y amenazada a cada momento por su madre. ¿Por qué obligamos a nuestros hijos a hacer lo que no desean?

Unos años después, apasionada por la gimnasia, pretendí que Constanza practicara dicho deporte. Pero pronto, mi hija me expresó que no era un deporte que le gustara. Cegada por mi pasión, quería que mi hija heredara esa pasión a  toda costa hasta que un día desperté y caí de mi nube; no es sencillo, pero es importante ser objetivo, solo hace falta dejar el egoísmo a un lado y  pensar en los hijos, preguntarse que les gusta, que les trae felicidad y preguntarse que es lo que ellos desean, es probable que no coincidamos pero debemos recordar y tener presente que los hijos no son una extensión de nuestra persona, ellos son seres únicos, auténticos, con sus propios gustos, deseos y pasiones.

Contestando a la pregunta que con anterioridad hice: ¿Por qué obligamos a nuestros hijos a hacer lo que no desean?, diría que en  la mayoría de los casos, sucede esto porque los padres queremos que los hijos cumplan las metas que nosotros no pudimos cumplir, deseamos ver en ellos nuestros sueños frustrados y creemos que ellos están aquí para hacer las cosas bien, para no cometer "nuestros errores" y enmendar todas nuestras fallas. Si ese es tu caso, si a menudo le exiges a tu hijo que abandone las cosas que son de su gusto, por las que a ti te agradan, no te confundas, tu hijo es un ser individual, el tiene su propia personalidad y debes respetarla.

martes, 4 de marzo de 2014

Inteligencia emocional desde la infancia

Publicado por El mundo de Constanza en 21:09 0 comentarios

Las emociones juegan un papel fundamental en la vida del individuo, de ellas se derivan nuestros comportamientos ante muchas situaciones, estas condiciona nuestra conducta y algunos afirman que son una característica única de los humanos.

Lo cierto es que a veces resulta difícil conocer estas emociones y aprender a manejarlas, sin embargo aprender a controlarlas y reconocerlas desde una edad temprana resulta de gran utilidad. Toda emoción tiene una función especial, por ello no podemos evitarlas, las emociones debemos de vivirlas.

En este post comparto diez estrategias para educar a nuestros niños en inteligencia emocional.

1. CONTROLAR SU IRA.

Hasta los 18 meses los niños necesitan básicamente el afecto y el cuidado de sus padres, todo ello les aporta la seguridad suficiente para adaptarse en su medio, para explorar y dominar sus miedos. Pero hemos de tener en cuenta que a partir de los 6 meses van a empezar a desarrollar la rabia, de ahí la importancia de saber canalizar sus reacciones y corregirles cualquier mala acción. 

Hay bebés que pueden golpear a sus padres o hermanos, gritar enfurecidos cuando no se les ofrece algo, acciones que a los progenitores les puede hacer gracia, pero recordemos que es importante establecer límites desde que nacen, y sobre todo, el hecho de hablar a los niños continuamente y en cada momento, los niños entienden mucho más de lo que expresan, de ahí la necesidad de razonarles y de controlar esas rabietas o ataques de rabia.

2. RECONOCER EMOCIONES BÁSICAS.

A partir de los dos años es una edad perfecta para iniciar a los niños en el campo del reconocimiento de emociones, es entonces cuando ellos empiezan a interactuar con los adultos y otros niños de modo más abierto, así pues podemos realizar varios ejercicios con ellos, como puede ser introducirlos en las emociones básicas: alegría, tristeza, miedo y rabia. ¿Cómo? Mediante fotografías de rostros, mediante dibujos, preguntándoles cuestiones como: "Qué le pasa a este niño?" "¿Está triste?" "¿Por qué crees tú que está triste?" Es un modo perfecto para que aprendan a reconocer no sólo sus emociones poco a poco, sino también las de los demás, y sobre todo, su empatía.

3. SABER NOMBRAR LAS EMOCIONES.

A partir de los 5 años sería perfecto que los niños supieran ya dar nombre a las emociones de modo habitual: “estoy enfadado porque no me has llevado al parque”, “estoy contento porque mañana nos vamos de excursión”, “tengo miedo de que cierres la luz porque me dejas solo.”

4. SABER AFRONTAR LAS EMOCIONES CON EJEMPLOS.

Es habitual que los niños en ocasiones se vean superados por las emociones, rabietas que les hacen gritar o golpear cosas. Es necesario que nosotros no reforcemos esas situaciones, una vez haya terminado la rabieta podemos enseñarles por ejemplo que antes de gritar o pegar, es mejor expresar en voz alta qué les molesta. Que aprendan a expresar sus sentimientos desde bien pequeños.

5. DESARROLLA SU EMPATÍA.

Para desarrollar una dimensión tan importante como esta, es necesario razonar con ellos continuamente mediante preguntas. "¿Cómo crees que se siente el abuelo tras lo que le has dicho?" "¿Por qué crees que está llorando tu hermana?" "¿Crees que papá está hoy contento?"

6. DESARROLLA SU COMUNICACIÓN.

Hablar con los niños, hacerles preguntas, razonar, jugar, poner ejemplos… es algo imprescindible en su educación. Debemos favorecer contínuamente el que puedan expresarse, poner en voz alta su opinión y sus sentimientos, que aprendan a dialogar.

7. LA IMPORTANCIA DE SABER ESCUCHAR.

Imprescindible. Desde muy pequeños deben saber guardar silencio mientras los demás hablan, pero no sólo eso, debe ser una escucha activa, de ahí que sea recomendable hablarles despacio, frente a frente y terminando las frases con un "¿has entendido?", "¿estás de acuerdo con lo que he dicho?".

8. INICIARLOS EN LAS EMOCIONES SECUNDARIAS.

A partir de los 10 o 11 años van a surgir en sus vidas emociones secundarias que van a cobrar más peso en sus vidas, tales como el amor, la vergüenza, la ansiedad… Siempre es adecuado que una buena comunicación con ellos nos permita hablar de estos temas abiertamente, deben sentirse seguros ante esas nuevas emociones que asaltan su día a día, habrá situaciones que por ejemplo les causen mucha ansiedad, como es por ejemplo un examen, realidades que van a ser constantes en sus vidas y que deben aprender a gestionar.

9. FOMENTAR UN DIÁLOGO DEMOCRÁTICO.

A medida que los niños se van haciendo mayores van a aparecer más demandas por su parte, de ahí que desde bien pequeños les hayamos enseñado la importancia de pactar, de dialogar, de acordar de modo democrático. La familia es un ejemplo de la sociedad y es el mejor campo de aprendizaje.

10. APERTURA A LA EXPRESIÓN DE EMOCIONES.

Es esencial que podamos facilitar a nuestros hijos la confianza apropiada para que pongan en voz alta aquello que les preocupa, que les hace infelices y también felices. El hogar y la escuela van a ser esos primeros escenarios donde se va a desarrollar su vida, si les ofrecemos comodidad para que se puedan expresarse y comunicar, también lo harán a medida que crezcan y en el resto de contextos.



Fuentes:


http://definicion.de/emocion/



http://lamenteesmaravillosa.com/diez-reglas-para-educar-a-los-ninos-en-inteligencia-emocional#sthash.aW3ju5wH.dpuf

http://www.educapeques.com/escuela-de-padres/inteligencia-emocional-en-la-base-de-la-educacion.html

NOTA: IMAGEN TOMADA DE LA RED

lunes, 3 de marzo de 2014

Fortalece el vínculo

Publicado por El mundo de Constanza en 20:36 0 comentarios
No es tan difícil fortalecer la relación con tu hijo. Aquí 5 pasos para mejorar la relación y demostrarle al niño que es amado.


Imagen creada por mi con dibujados tomados de la red, para el blog: coni-baby.blogspot.com

martes, 25 de febrero de 2014

¡Porque yo mando! (anticuado y obsoleto)

Publicado por El mundo de Constanza en 17:16 0 comentarios

¿Cuántas veces escuchamos esta odiosa frase cuando objetábamos la orden de un adulto? Seguro que mis abuelos y bisabuelos crecieron con ella y hasta hoy en día se sigue pronunciando.

Es probable que educar a nuestros hijos, guiándonos de esta frase, un día deje de darnos buenos resultados, provocando que nuestros hijos nos desafíen como acto de rebeldía.

Esta frase implica enseñar a los hijos a obedecer por obedecer, limitando así su capacidad de analizar y razonar el por qué de las cosas. ¿Que harán el día de mañana, cuando no haya quien les de ordenes? Por tal razón, algunos expertos en el tema de crianza, recomiendan enseñarle al niño a pensar, explicarles la razón por la que queremos que actúen de alguna manera y a reflexionar en las consecuencias positivas o negativas de sus actos.

En lo personal creo que la obediencia es para los animales, nosotros pensamos. Además la frase es autoritaria, y yo creo y apuesto por una educación y crianza en la que aprendamos a ser amigos de nuestros hijos. Muchos piensan que debemos enseñarles a los hijos que no son "nuestro igual", pero ¿por qué no? la igualdad no va peleada con el respeto, el cariño o la admiración. Podemos permitirnos ver a nuestros hijos como amigos brindándoles lo mejor de nuestro ser, siempre dentro de un marco de valores y límites.

Para concluir, te recomiendo que cuando estés a punto de emplear la citada frase, la sustituyas explicándole al niño el porque de la orden así como las consecuencias de hacer o no hacer lo que en el momento se le esta pidiendo, dando así oportunidad a que el niño reflexione y piense antes de actuar.


"Juegos y actividades para niños"

Publicado por El mundo de Constanza en 16:05 0 comentarios
En cuestión de libros, tenemos una gran variedad para elegir, y entre ellos se encuentran los libros con actividades que suelen ser una buena opción para que nuestros hijos tengan momentos de aprendizaje y diversión.

Si al igual que a mi, te cuesta mucho trabajo sentarte y jugar con tu  pequeño,  los muñecos no son lo tuyo y te aburres rápidamente, o la imaginación no es tu fuerte, es probable que un libro de actividades sea la mejor opción para que compartas tiempo junto a tu hijo. Existen muchos libros con experimentos y manualidades de fácil realización, que proporcionan  al niño conocimientos mediante la observación y la práctica. 

En este post traigo la recomendación de un libro que me ha gustado pues contiene 100 proyectos para realizar, además permite el desarrollo de la creatividad y promueve el reciclaje.


Título: "Juegos y actividades para niños"
Editorial: Blume
Año de publicación: 2013

El libro se divide en tres secciones. La primera lleva por título "Constrúyelo tú mismo" y aquí encontrarás una gran cantidad de manualidades que podrás hacer con materiales reciclados: máscaras, robots, instrumentos músicales hasta una cámara oscura. Y también encontrarás recetas muy sencillas para hacer galletas o pizza.

La segunda sección se llama "Hazlo tú mismo", en donde podrás guiarte para crear tus propios juegos de mesa o juegos al aire libre.

"Domínalo" es la tercer sección del libro y esta contiene muchos datos e información de cultura general que enriquecerán el conocimiento de los pequeños; temas como la vida en la prehistoria, los animales o las siete maravillas de la antigüedad, son explorados en las hojas de este libro.

Es un libro muy completo que te permitirá pasar un momento grato con tu hijo, explorando el mundo de la ciencia, el arte y la historia.



Nota: el libro es recomendado para niños de 5 años en adelante.

martes, 18 de febrero de 2014

¿Bailamos?

Publicado por El mundo de Constanza en 21:56 1 comentarios
El vídeo viene "ad hoc" con el post anterior, y además trae muchos mensajes que se perciben fácilmente. Ojala les guste tanto como a mi y los haga reflexionar.



Es tiempo de: ser niños

Publicado por El mundo de Constanza en 21:34 0 comentarios
Muchos padres anhelan que sus hijos tengan un futuro prometedor, y creen que el camino que los conducirá al deseado éxito debe estar saturado de actividades extra escolares que doten a sus hijos de habilidades y los provean de conocimientos para hacer frente a ese porvenir. Probablemente ese es el deseo de todos los padres; queremos que nuestros hijos tengan lo mejor, y por ello sobre cargamos de actividades a los niños desde edades muy tempranas, recortando su tiempo libre y olvidando que el niño esencialmente aprende jugando y que mediante el juego desarrolla y refuerza múltiples habilidades.

Recuerdo cuando asistía con mi hija a sus clases de gimnasia. Las clases se daban los lunes, miércoles y viernes. Mientras aguardaba a que mi hija saliera de su clase, me quedaba en la cafetería platicando con otras madres, y escuchaba la agobiante agenda que tenían la mayoría de las niñas. Muchas llegaban allí desde que salían de la escuela, y en lo que se acercaba la hora de su clase, hacían la tarea, después entrenaban dos horas gimnasia y llegaban a su casa por la noche. Mientras yo y mi hija descansábamos los martes y los jueves, algunas de las otras niñas iban a natación, ballet, inglés, o clases para aprender a tocar algún instrumento musical. Y todos los días tenían que correr de la escuela a sus clases extra escolares y de ahí, a muchas les esperaba recorrer en coche el largo camino hacía su casa sólo para llegar a bañarse, preparar todo para el día siguiente e irse a dormir. Siempre me pregunté ¿en qué momento juegan estas niñas? ¿en qué momento tienen un espacio para si mismas en donde se puedan olvidar de las responsabilidades? ¿No les generan mucha tensión? ¿Acaso no tenemos ya muchas responsabilidades cuando somos adultos, como para empezar a torturarnos desde la infancia? 

Muchos estudios arrojan que saturar a los niños de tantas actividades resulta estresante además de que puede generar problemas de conducta.

La recomendación es que, si bien las actividades extra escolares son benéficas, no debemos abusar de ellas y debemos darle un espacio a nuestros niños para que sean precisamente eso: niños.



martes, 11 de febrero de 2014

25 maneras de amar a un hijo

Publicado por El mundo de Constanza en 22:58 3 comentarios
Porque un hijo amado será un adulto feliz.

18 claves para hacer de su hijo un lector

Publicado por El mundo de Constanza en 22:49 3 comentarios

Navegando por la red, en busca de contenido que me resulte interesante y formativo para poderlo compartir en este espacio, me encontré con estos 18 importantes puntos para fomentar la lectura en nuestros hijos.

Estos puntos han sido elaborados por el escritor colombiano Luis Dario Bernal Pinilla quien es experto en literatura infantil, y que por 40 años ha promovido la lectura en Colombia y Venezuela. Encontrarás que estos puntos están divididos en 9 estrategias, y 9 errores comunes, que de ser objetivos y tener una vita retrospectiva podremos corregir.

Estrategias

1. Familia que lee unida permanece unida. Es básico que los padres den ejemplo a sus hijos, lean con ellos, se rían y se diviertan. Ideal es tener un momento del día destinado para jugar y leer.

2. No atacar la televisión. Los padres deben enseñar a los hijos a ‘leer’ la televisión para que entiendan que tiene cosas buenas y malas y que también abre ventanas culturales.

3. Visión universal. Para promocionar la lectura debe dotarse al niño con textos de cuento, poesía, teatro, cine, entre otros. Así se forma como un ser crítico, tiene una visión universal del mundo, es tolerante y dialoga antes de pensar en matar. Así aprende a ser libre y nadie lo manipula, es feliz.

4. La lecturabilidad. Es la regla de oro y se entiende como la relación de conformidad entre un texto concreto con un lector concreto. Ejemplo, si a un niño le gusta el fútbol y lo ponen a leer una novela, le agarra fobia a la lectura. En cambio, si se le da la historia de Falcao o la vida de Pelé, se devora el texto. Hay que motivar la lectura a partir de los gustos, pues un niño sin lectura es como un pájaro con las alas recortadas.

5. Estimulando el teatro. Generalmente la mayoría de los niños sufren de pánico escénico y no les gusta hablar en público, más cuando los obligan a leer en voz alta delante de sus compañeros. El teatro es el medio más eficaz para motivarlos a leer y no necesariamente se necesita actuar. La regla es que los más vivos actúan, los más calmados cuadran la logística y estén tras bambalinas. Así pierden el miedo y se incitan a la lectura por medio del placer y el trabajo en equipo.

6. Darles literatura con ética, estética y esperanza. Significa que se les debe hablar con la verdad, que sean textos con contenido acorde a sus expectativas y que dejen mensajes que los inciten a seguir leyendo.

7. Enseñarles que la lectura permite viajar al exterior sin visa o pasaporte y contribuye a elevar el nivel cultural.

8. Fomentar la literatura de ficción. Ejemplo, si un padre es científico lógicamente su hijo leerá textos de ese tipo. ¡Pero!, cuando le dan un poema de amor no va a entender nada. Quien lee ficción sabe de todo y es más sociable.

9. Aprovechar la fascinación tecnológica. Si los niños y jóvenes se dejan seducir más fácilmente por la tecnología, motivarlos a leer libros cortos digitales y animados.


Errores

1. Planear la promoción de la lectura como si fuera una campaña. La mayoría de los países de América Latina han iniciado miles de programas para bajar los nefastos índices de lectura y no han podido. La causa es que creen que la promoción de la lectura es cuestión de dos o tres meses. Esto lleva a que en países como Colombia se lean menos de dos libros al año cuando el ideal son más de tres.

2. El castigo. Si en la casa o en la escuela por portarse mal se castiga al niño poniéndolo a leer, se estimula el rechazo a la lectura.

3. Obligarlos a leer Simón el Bobito. Para los niños de la actualidad, fascinados por la tecnología y permeados por la violencia, el sexo y las drogas, Simón el Bobito termina siendo un imbécil.

4. Pretender que lean obras de la ‘prehistoria’. En principio no se puede pretender que lean clásicos de la literatura como La Ilíada y La Odisea.

5. Dejarse influenciar por la moda de las editoriales. Desde hace un tiempo lo que más leen niños y jóvenes en Colombia son textos de violencia y vampiristas, que han llevado a que los muchachos se deshumanicen más e incitan a fenómenos como el matoneo, el embarazo en adolescentes y a que solo piensen en producir dinero.

6. Las calificaciones negativas. Como se ha dicho, la lectura es un placer y cada quien lee lo que le plazca, los docentes no pueden seguir aplicando el dicho: ‘la letra con sangre entra’.

7. Crear contradicciones. Hace alusión a los métodos de enseñanza que se emplean en la casa (generalmente más entretenido) y en la escuela (tiende a ser más aburrido).

8. Todo en exceso es malo. Cuando el ritmo de lectura se torna dispendioso el niño se aburre y tiende a perderle el gusto a la lectura. No puede aplicarse la frase: Hasta que no acabe no hay televisión.

9. Crecer en un ambiente no lector. Si nadie lee en la casa se crea un entorno neutro, no saben que existe un mundo atrapado en un libro.

Fuente: 
http://www.vanguardia.com/actualidad/colombia/244883-18-claves-para-hacer-de-su-hijo-un-lector

martes, 4 de febrero de 2014

Momentos de reflexión

Publicado por El mundo de Constanza en 14:00 1 comentarios

Hoy les comparto un vídeo, que si aún no lo han visto, vale la pena que le echen un vistazo. 

En un mundo donde la tecnología se ha vuelto tan importante y se ha convertido en algo indispensable, debemos aprender  a valorar  la compañía de nuestros semejantes y a disfrutar esos momentos que sin duda enriquecen nuestro existir.

Adultos pequeños

Publicado por El mundo de Constanza en 13:31 0 comentarios

En muchas ocasiones he caído en el error de regañar a Constanza porque no actúa como lo he esperado. Pero me he sentado a meditar y llegué a la conclusión de que ella es un ser humano como cualquiera, propensa  a equivocarse, como  es natural en cualquier humano. Sin embargo, pocas ocasiones lo vemos de esta manera, y nos enojamos, regañamos y castigamos sin averiguar el trasfondo del problema, sin sentarnos a platicar y sin cuestionar qué provoca la conducta indeseada, que en la mayoría de las ocasiones carece de una intención maliciosa.

¿Te has puesto a pensar cuantas veces, siendo ya un adulto, has roto las reglas: Cuántas veces mientras manejabas has ignorado un alto, te has estacionado en donde no debías, has dicho una mentira, has utilizado un lenguaje inapropiado, has fumado  en un lugar prohibido, no has seguido indicaciones?, en fin, estoy segura que buscando encostrarás que alguna vez te has equivocado, probablemente sin intención de causarle un mal a alguien, o probablemente sí. Pero si a nosotros nos sucede, es lógico que a un pequeño le ocurra con más frecuencia ya que se  encuentra en un proceso de aprendizaje y su capacidad de raciocinio aún no ha madurado.

NO esperes que el comportamiento de tus hijos sea el de un adulto pequeño, no le exijas perfección, ten presente siempre que no existe tal perfección en ninguna persona. Reconoce las fortalezas y debilidades de tu hijo  y trabaja en ellas. Aplaude sus logros, pero por favor, cuando éste se equivoque: No le minimices. Incentívalo a que lo vuelva intentar y sé paciente.





jueves, 30 de enero de 2014

Hijos: la semilla del futuro

Publicado por El mundo de Constanza en 22:42 0 comentarios

Lo que mucho se oye pero en lo que pocos reparan. Sí, lo he oído muchas veces, los niños son los adultos del mañana, los niños son el futuro… ¿Pero en realidad los apreciamos tanto?

Qué más quisiera yo que vivir en un mundo rosa en el que se haya erradicado la violencia contra los niños, en dónde no existan los abusos ni las explotaciones contra ellos y sobre todo, donde haya papás “conscientes” y responsables. Pero no, siendo objetivos y realistas, mirando a mi alrededor todavía me encuentro a muchos papás que abandonan, que gritan, que maltratan, indiferentes, que creen que los hijos son sólo lo que Dios quiso mandarles, que son una “metida de pata”, o una aburrida obligación. Muchas veces me pregunto si esos padres se proyectarán hacía un futuro, ¿qué esperan de sus niños? Quizá ni siquiera se lo preguntan, quizá esperan que la respuesta se las dé el azar… Pero estoy segura que si tú me estás leyendo es porque seguro a ti sí te preocupa, y entonces te puedo dar la buena noticia: si esperas que mañana tu hijo sea una persona de bien, una persona plena y feliz, hoy es  tiempo de sembrar en él amor, paciencia, cuidados y tiempo.


El mensaje de este post pretende decirte que la niñez es una de las cosas más hermosas de esta humanidad, de lo más valioso que podamos tener. Cuánta ternura, inocencia, inteligencia y espontaneidad depositada en esos pequeños seres que desde que nacen son asombrosos, brillantes y geniales, pero a veces los adultos nos encargamos de ir acabando con ello, y cuando llegan a ser adultos han perdido gran parte de lo que  eran. Es cierto, ellos  son el futuro, son la semillita germinada del mañana, que va creciendo. ¡Valóralos, cuídalos, déjalos brillar!

Ser padres

Publicado por El mundo de Constanza en 22:04 0 comentarios

El  tener un bebé en brazos no es todo el significado de la maternidad y la paternidad, en realidad es un concepto tan complejo que abarca una gran cantidad de temas.

El convertirte en padre o madre no es algo que deba tomarse a la ligera, porque en tus manos estas adquiriendo un gran compromiso, primero con el pequeño, el cual dependerá absolutamente de ti, y en segundo término, pero no menos importante, con la sociedad, ya que tú te encargarás de arrojar un humano a esa sociedad; puede ser una persona de bien (y en realidad ese debería de ser el cometido de todos los padres) o puede ser un ser nocivo y destructivo para el mismo y los demás, pero todo depende de la guía y el cuidado que los padres le hayan tenido.

Ser padres no es sencillo, surgen muchas dudas en el camino y nadie nos dice cómo hacerlo. Por eso en este espacio quiero compartirte mi experiencia, lo que he leído y lo que aconsejan los expertos en crianza, sólo para que tengas una referencia. Aunque en realidad no hay nada más idóneo que educar guiado de lo que te dicta el corazón, eso sí, siempre recordando que hay que poner límites, inculcar valores y ser muy responsables.


¡Ponte cómodo y disfrutemos el camino! 
 

Educando a mis padres Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Emocutez