martes, 11 de febrero de 2014

18 claves para hacer de su hijo un lector

Publicado por El mundo de Constanza en 22:49

Navegando por la red, en busca de contenido que me resulte interesante y formativo para poderlo compartir en este espacio, me encontré con estos 18 importantes puntos para fomentar la lectura en nuestros hijos.

Estos puntos han sido elaborados por el escritor colombiano Luis Dario Bernal Pinilla quien es experto en literatura infantil, y que por 40 años ha promovido la lectura en Colombia y Venezuela. Encontrarás que estos puntos están divididos en 9 estrategias, y 9 errores comunes, que de ser objetivos y tener una vita retrospectiva podremos corregir.

Estrategias

1. Familia que lee unida permanece unida. Es básico que los padres den ejemplo a sus hijos, lean con ellos, se rían y se diviertan. Ideal es tener un momento del día destinado para jugar y leer.

2. No atacar la televisión. Los padres deben enseñar a los hijos a ‘leer’ la televisión para que entiendan que tiene cosas buenas y malas y que también abre ventanas culturales.

3. Visión universal. Para promocionar la lectura debe dotarse al niño con textos de cuento, poesía, teatro, cine, entre otros. Así se forma como un ser crítico, tiene una visión universal del mundo, es tolerante y dialoga antes de pensar en matar. Así aprende a ser libre y nadie lo manipula, es feliz.

4. La lecturabilidad. Es la regla de oro y se entiende como la relación de conformidad entre un texto concreto con un lector concreto. Ejemplo, si a un niño le gusta el fútbol y lo ponen a leer una novela, le agarra fobia a la lectura. En cambio, si se le da la historia de Falcao o la vida de Pelé, se devora el texto. Hay que motivar la lectura a partir de los gustos, pues un niño sin lectura es como un pájaro con las alas recortadas.

5. Estimulando el teatro. Generalmente la mayoría de los niños sufren de pánico escénico y no les gusta hablar en público, más cuando los obligan a leer en voz alta delante de sus compañeros. El teatro es el medio más eficaz para motivarlos a leer y no necesariamente se necesita actuar. La regla es que los más vivos actúan, los más calmados cuadran la logística y estén tras bambalinas. Así pierden el miedo y se incitan a la lectura por medio del placer y el trabajo en equipo.

6. Darles literatura con ética, estética y esperanza. Significa que se les debe hablar con la verdad, que sean textos con contenido acorde a sus expectativas y que dejen mensajes que los inciten a seguir leyendo.

7. Enseñarles que la lectura permite viajar al exterior sin visa o pasaporte y contribuye a elevar el nivel cultural.

8. Fomentar la literatura de ficción. Ejemplo, si un padre es científico lógicamente su hijo leerá textos de ese tipo. ¡Pero!, cuando le dan un poema de amor no va a entender nada. Quien lee ficción sabe de todo y es más sociable.

9. Aprovechar la fascinación tecnológica. Si los niños y jóvenes se dejan seducir más fácilmente por la tecnología, motivarlos a leer libros cortos digitales y animados.


Errores

1. Planear la promoción de la lectura como si fuera una campaña. La mayoría de los países de América Latina han iniciado miles de programas para bajar los nefastos índices de lectura y no han podido. La causa es que creen que la promoción de la lectura es cuestión de dos o tres meses. Esto lleva a que en países como Colombia se lean menos de dos libros al año cuando el ideal son más de tres.

2. El castigo. Si en la casa o en la escuela por portarse mal se castiga al niño poniéndolo a leer, se estimula el rechazo a la lectura.

3. Obligarlos a leer Simón el Bobito. Para los niños de la actualidad, fascinados por la tecnología y permeados por la violencia, el sexo y las drogas, Simón el Bobito termina siendo un imbécil.

4. Pretender que lean obras de la ‘prehistoria’. En principio no se puede pretender que lean clásicos de la literatura como La Ilíada y La Odisea.

5. Dejarse influenciar por la moda de las editoriales. Desde hace un tiempo lo que más leen niños y jóvenes en Colombia son textos de violencia y vampiristas, que han llevado a que los muchachos se deshumanicen más e incitan a fenómenos como el matoneo, el embarazo en adolescentes y a que solo piensen en producir dinero.

6. Las calificaciones negativas. Como se ha dicho, la lectura es un placer y cada quien lee lo que le plazca, los docentes no pueden seguir aplicando el dicho: ‘la letra con sangre entra’.

7. Crear contradicciones. Hace alusión a los métodos de enseñanza que se emplean en la casa (generalmente más entretenido) y en la escuela (tiende a ser más aburrido).

8. Todo en exceso es malo. Cuando el ritmo de lectura se torna dispendioso el niño se aburre y tiende a perderle el gusto a la lectura. No puede aplicarse la frase: Hasta que no acabe no hay televisión.

9. Crecer en un ambiente no lector. Si nadie lee en la casa se crea un entorno neutro, no saben que existe un mundo atrapado en un libro.

Fuente: 
http://www.vanguardia.com/actualidad/colombia/244883-18-claves-para-hacer-de-su-hijo-un-lector

3 comentarios:

Yessy kan on 13 de febrero de 2014, 9:49 dijo...

Que interesantísima tu entrada. Está demostrado que la lectura mejora la capacidad y el progreso lingüístico de los niños. Es evidente que un habito de lectura en familia desde la primera infancia favorece la formación y el desarrollo social, cognitivo y emocional de los niños.

Anónimo dijo...

Bueno, coincido en algunos puntos. A veces es más complicado de lo que parece; a veces también el pequeño necesita elegir sus obras, y muchas de ellas son moda y realmente inútiles. ¿Hasta qué punto debe mediarse? Otra cosa, tengo un hijo de 10... ja, no es calificación, son sus años, y le encanta leer, pone mucho interés y empeño en ello, lo cual agradezco.

Wendo on 18 de febrero de 2014, 21:37 dijo...

y estoy segura que si le gusta leer es porque en casa tiene el ejemplo, y no lo dudo que además de tener 10 sea un niño de 10.

Publicar un comentario

 

Educando a mis padres Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Emocutez