martes, 4 de febrero de 2014

Adultos pequeños

Publicado por El mundo de Constanza en 13:31

En muchas ocasiones he caído en el error de regañar a Constanza porque no actúa como lo he esperado. Pero me he sentado a meditar y llegué a la conclusión de que ella es un ser humano como cualquiera, propensa  a equivocarse, como  es natural en cualquier humano. Sin embargo, pocas ocasiones lo vemos de esta manera, y nos enojamos, regañamos y castigamos sin averiguar el trasfondo del problema, sin sentarnos a platicar y sin cuestionar qué provoca la conducta indeseada, que en la mayoría de las ocasiones carece de una intención maliciosa.

¿Te has puesto a pensar cuantas veces, siendo ya un adulto, has roto las reglas: Cuántas veces mientras manejabas has ignorado un alto, te has estacionado en donde no debías, has dicho una mentira, has utilizado un lenguaje inapropiado, has fumado  en un lugar prohibido, no has seguido indicaciones?, en fin, estoy segura que buscando encostrarás que alguna vez te has equivocado, probablemente sin intención de causarle un mal a alguien, o probablemente sí. Pero si a nosotros nos sucede, es lógico que a un pequeño le ocurra con más frecuencia ya que se  encuentra en un proceso de aprendizaje y su capacidad de raciocinio aún no ha madurado.

NO esperes que el comportamiento de tus hijos sea el de un adulto pequeño, no le exijas perfección, ten presente siempre que no existe tal perfección en ninguna persona. Reconoce las fortalezas y debilidades de tu hijo  y trabaja en ellas. Aplaude sus logros, pero por favor, cuando éste se equivoque: No le minimices. Incentívalo a que lo vuelva intentar y sé paciente.





0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Educando a mis padres Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Emocutez