martes, 11 de marzo de 2014

Su propio camino

Publicado por El mundo de Constanza en 20:30

-"Mami cuando sea grande quiero estudiar lo mismo que tú y trabajar en lo mismo que tú"-, no hay frase que pueda llenar más de orgullo que ésta cuando la escuchamos de la suave y dulce voz de nuestros hijos. Sin embargo soy realista y no pretendo que Constanza (mi hija) sea una auténtica y fiel copia de mi persona.

Con el paso de los años aprendí que los hijos tienen su propio camino, el cual no podemos trazar y manipular a su antojo; los podemos guiar y los podemos aconsejar, pero llegará el momento en que ellos sean quienes tomen sus decisiones y nuestros caminos tengan que ser divergentes.

Cuando asistía con mi hija a clases de ballet, un día pude notar a una pequeña  niña, la cual se distraía con facilidad y de pronto no quería seguir bailando. A regañadientes, se esforzaba por seguir la clase, pero no lograba hacerlo por mucho tiempo. Sentí pena al ver a la pobre niña, regañada y amenazada a cada momento por su madre. ¿Por qué obligamos a nuestros hijos a hacer lo que no desean?

Unos años después, apasionada por la gimnasia, pretendí que Constanza practicara dicho deporte. Pero pronto, mi hija me expresó que no era un deporte que le gustara. Cegada por mi pasión, quería que mi hija heredara esa pasión a  toda costa hasta que un día desperté y caí de mi nube; no es sencillo, pero es importante ser objetivo, solo hace falta dejar el egoísmo a un lado y  pensar en los hijos, preguntarse que les gusta, que les trae felicidad y preguntarse que es lo que ellos desean, es probable que no coincidamos pero debemos recordar y tener presente que los hijos no son una extensión de nuestra persona, ellos son seres únicos, auténticos, con sus propios gustos, deseos y pasiones.

Contestando a la pregunta que con anterioridad hice: ¿Por qué obligamos a nuestros hijos a hacer lo que no desean?, diría que en  la mayoría de los casos, sucede esto porque los padres queremos que los hijos cumplan las metas que nosotros no pudimos cumplir, deseamos ver en ellos nuestros sueños frustrados y creemos que ellos están aquí para hacer las cosas bien, para no cometer "nuestros errores" y enmendar todas nuestras fallas. Si ese es tu caso, si a menudo le exiges a tu hijo que abandone las cosas que son de su gusto, por las que a ti te agradan, no te confundas, tu hijo es un ser individual, el tiene su propia personalidad y debes respetarla.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Educando a mis padres Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Emocutez